MEMÓRIA EM VERDE
Volver

MEMÓRIA EM VERDE

R$ 550,00

>> edición limitada: 0/20 (Selección 2)

                                   

Año: 2011

Más detalles

Más detalles

>> edición limitada: 0/20 (Selección 2)

                                   

Año: 2011

Más detalles

Más detalles

Añadir a la lista de deseos

 

Características

autor Clayton de Souza
série Cambridge
tamaños y dimensiones Selección 2 – sin marco (40.0 x 60.0cm) - 0.1kg; con marco (41.4 x 61.4cm) - 4.08kg
marco sin marco, madera pinus, blanca, negra - 1,4cm
papel Hahnemühle Photo Rag 188gm2.
detalles acerca de la impresión Brasil: Chorro de Tinta: tintas con pigmentación mineral en base de agua, papel 100% algodón, libre de blanqueadores y ácidos; Europa: Impresión con inyección de tinta pigmentada: EPSON UltraChrome K3 Vivid Magenta y HDR, papel 100% algodón
detalles acerca de los marcos Acabado en cinta Tartán, Base trasera en Eucatur con 2.5mm, Marco en madera Pinus con certificación forestal proveniente de reforestación con acabado en yeso + pintura, colgador tipo caiman, aleta o alambre trenzado, vidrio incoloro 2mm
característica horizontal
tags subjetiva, cotidiano, objetos

Más información

Clayton de Souza es fotoperiodista con más de 20 años de experiencia profesional. Ha trabajado en importantes periódicos y revistas brasileños, entre ellos el periódico O Estado de São Paulo, donde actuó como fotógrafo por 12 años y actualmente es Editor Asistente de Fotografia.

Ha participado de importantes coberturas periodísticas como elecciones presidenciales, guerrillas latinoamericanas, Mundial de fútbol y Olimpíadas.

Ha hecho diversos viajes por todo el Brasil, fotografiando principalmente las comunidades más lejanas que viven con casi ninguna asistencia del poder publico, sus tradiciones religiosas y populares, hasta las bellezas naturales del país.

Inaugurado en los años 1950 el hotel Cambridge fue, a cima de todo, un símbolo del glamour. En cuanto sus vecinos fueran poderosas multinacionales y bancos millonarios, la vida del hotel siguió junto a la ciudad. Nat King Cole fue uno de los grandes que se hospedó allí.

Después del pedido de falencia, a principio de los años 2000, su famoso bar sobrevivió unos años más como un espacio alternativo de fiestas en São Paulo. Cerrado definitivamente fue ocupado diversas veces por movimientos sociales de trabajadores sin techo. Con una deuda millonaria en impuestos municipales, muy pronto deberá ser transformado en vivienda popular.

Cuando esas fotos fueron hechas el hotel ya estaba abandonado, había sido víctima de saqueo y vandalismo diversas veces, pero aún intentaba mantener su status, por lo menos a los ojos del fotógrafo. Meses después de la hacer esa serie, fue nuevamente ocupado y lo poco que restaba de su glamour fue mejor aprovechado por familias que necesitaban un techo para criar sus hijos.

Es un centro de fotografía y medios documentales con sede en Barcelona.

Desde nuestra apertura en 2012 ofrecemos un programa de cursos de formación, exposiciones, ciclos de conferencias y proyectos de intercambio internacional con el objetivo de generar debate y reflexión en torno a la fotografía y a las nuevas narrativas documentales.

Nuestra sede, una nave de 500 m2 ubicada en el barrio del Poble Sec, es en lugar de encuentro, enseñanza y creación para fotógrafos, estudiantes y artistas visuales, un vivero de ideas y proyectos que compartimos con una red de organizaciones culturales y colaboradores.

"La luz que todo lo ilumina...
casi ciego...
a penas puedo ver, distinguir una silueta...
Parece un sueño,
entre-sueños...

¿Quién sabe si fue esa la primera imagen que pudiste ver?

Quien sabe si fuera la ultima…"

Muntsa Bee

En Noviembre del 2012, bajando la cuesta marítima de California, encontré troncos distintos en una de las entradas de parques nacionales en la carretera. Sus formas eran como cicatrices clavadas en colores, tenían algo que contar. Y más que la narrativa, de su interior surgieron versos. Pura poesía. Editando las fotos al volver del viaje, pude visualizar un mundo poético, que, a pesar de estar tan lejos de mi tierra, parecía arraigado a mis orígenes nacionales, todo lo que me había inspirado en la obra de Guimarães Rosa e también de Manoel de Barros. Ambos extremadamente conectados a la naturaleza, su descripción pura y densa, un poco cantada en el acento regional, y por propiedad, llena de encantamientos nostálgicos – sea de la niñez que no acaba nunca, o del gran amor que nunca se concreta. Sea en la prosa de Guimarães o en los versos de Manoel, referencias a los elementos de esa Naturaleza son constantes. Árboles, raíces, hojas, semillas, flores, frutos. Los troncos cuentan historias, algunas veces en color, otras más gris, de amores, por veces solidos, otras veces hueco. Troncos que afincaban en el suelo o creciendo en el sentido de la luz, creando ramificaciones como veredas en el cielo. Carcasas que caminan no se sabe bien para donde. En algunos momentos se cruzan, otros se complementan. O apenas se convierten en historias.

 

“O mundo não foi feito em alfabeto.

Senão que primeiro em água e luz.

Depois árvore” – Manoel de Barros

 

O resto era o calado das

pedras, das plantas bravas que crescem tão demorosas,

e do céu e do chão, em seus

lugares. Guimarães Rosa

25 otros productos en la misma categoría: